Hay propuestas y ……. propuestas.

Compárteme

Blog-editado

Hay propuestas y ……… propuestas.

 

 “Donde hay una empresa de éxito alguien tomó alguna vez una decisión valiente”.

Peter Ferdinand Druker

 

Hola de nuevo. Espero que el primer post que publicamos el pasado martes, arrancamos un nuevo proyecto, os pareciera interesante y, sobre, todo daros las gracias a todos aquellos “me gusta” y suscripciones recibidas. Gracias por vuestra confianza y espere que los sucesivos artículos os parezcan, igualmente, interesantes.

En esta ocasión quisiera contaros algunos de los acontecimientos que me ocurrieron haces unos meses y que me ha llevado a plantearme el arrancar este proyecto de asesoramiento comercial y de marketing.

Anteriormente he trabajado para distintas empresas, siempre en el ámbito comercial, desempeñando distintos roles. En un primer momento como agente comercial, posteriormente como director comercial y jefe de ventas en varias empresas y en mi última etapa, como director de una empresa de nueva creación con la responsabilidad de su puesta en marcha en todas sus áreas de función.

Una vez puesta en marcha, decidí que quería volver a trabajar, de manera más intensa, en tareas de marketing y gestión comercial, y poner en prácticas muchos de los conocimientos adquiridos estos últimos años, gracias a un postgrado que termine recientemente, así que, comencé a enviar curriculum y ofrecer mis servicios y experiencia a distintas empresas.

Mi sorpresa fue cuando en las primeras entrevistas en empresas de cierta entidad, conforme avanzaba, dicha entrevista, se me planteaba por parte del entrevistador, la labor comercial a desarrollar y las exigencias del puesto. Dedicación exclusiva, máxima dedicación, reportes de actividad periódicos a superiores así como supervisión por parte de estos, etc. En principio todo dentro de lo normal de las características del puesto ofertado. Y ¿dónde está el problema?, os estaréis preguntando. El problema venía al plantear las condiciones contractuales. Autónomo.

interrogation

Sí, así es, todo lo antes expuesto era requerimientos para un puesto cuyas condiciones contractuales eran de autónomo. Con lo que ello conlleva, gastos por tu cuenta, remuneración por comisiones de ventas realizadas, etc.

En todos los casos plateé mi desconcierto por las condiciones, ya que a mi corto entender, cuando pretendes tener un trabajador al que supervisar, dirigir, etc lo normal es que forme parte de la empresa, me es igual si la fórmula es de sueldo fijo, fijo más comisiones, etc, pero contratas por el trabajo a realizar, mientras que cuando el trabajador es autónomo, se está buscando un profesional al que remuneras en función de su facturación obtenida. La forma de obtenerla y su organización de trabajo, es personal, así como, las fuentes de ingresos que disponga para poder costearse los gastos generados de su propia actividad. La empresa es la que decidirá si el rendimiento de este profesional es el esperado o el pactado y en función de ello si le interesa ese profesional u otro.

Bueno, perdonar por este tostón de post, pero llevaba tiempo que ganas de poder contarlo, no sé si por desahogo o por cierta indignación, pero así era.

Creo que el área comercial en una empresa tiene una importancia capital. Contar con buenos profesionales, bien formados y con implicación es fundamental para poder acometer los retos que los mercados presentan hoy en día y ciertos planteamientos no solo no ayudan a esto, sino que en algunos casos son ofensivos para profesionales que con su trabajo ayudan al crecimiento y al complimiento de los objetivos de las empresas.

Gracias por tu tiempo y si te ha gustado, suscríbete en mi boletín y recibirás los próximos post. No olvides dejar tus comentarios.

Hasta pronto.

Compárteme

2 comentarios en “Hay propuestas y ……. propuestas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *